¿No te ha pasado nunca cuando realizas un viaje que te apetece comer queso? A casi todos los que nos gusta el queso nos ha pasado. Dónde comer en Huesca un buen queso de la tierra en la que estás, y sobre todo qué tipo de queso comer, es lo que vamos a intentar responderte en este post.

Lo primero que te debes preguntar es qué tipo de queso se hace en Huesca. Uno de nuestros favoritos es el queso de Radiquero, aquí en las tierras de Huesca. Este es un queso elaborado con leche de cabra pasteurizada, pasta prensada y cerrada (es decir: sin ojos en su pasta), con un contenido de materia grasa cercano al treinta y seis por ciento. Tiene un toque de sabor suave son cierto punto de acidez, típico en los quesos de cabra, aroma al paladar realmente espectacular.

Una vez que tenemos localizado qué queso deberíamos comer, el siguiente paso no sería el dónde comer en Huesca este queso, sino cómo podemos comérnoslo, que en realidad es lo más divertido del queso. Para este queso de cabra que hemos escogido tenemos un sinfín de posibilidades, ya sea cortado en lonchas, solo o en ensaladas con verduras de la tierra. Podemos elaborar tablas de quesos con las distintas variedades de queso que tenemos en Huesca e incluirlo en ellas. Podemos utilizarlo como queso de acompañamiento en una hamburguesa y, ya que metemos pan en el plan, también podemos ponerlo en unas buenas tostas con aceite e incluso podemos triangularlo para hacernos unas buenas tapas.

En realidad, el límite a qué podemos hacer con este queso lo pone nuestra imaginación, por lo que, si nos ponemos en manos de un cocinero profesional, esta imaginación seguramente se multiplique exponencialmente, por lo que sería una buena idea acudir a Restaurante Casa Rufino y dejar que nuestra imaginación prepare este queso para ti.