La brasa marca la diferencia

974 27 25 05
La brasa marca la diferencia

Si estás de paso por Bolea, estás pensando dónde comer en Huesca y además eres un gran amante de la carne a la brasa, este artículo va a resultarte interesante. Y no solo para los amantes de la carne, porque cualquiera puede disfrutar de una buena carne bien cocinada. Por eso te vamos a contar por qué la brasa es la mejor opción de hacerla para deleitar al paladar con un manjar exquisito.

Sabemos que las carnes grasas son las mejores para la brasa y que, para que el sabor sea el mejor, el orden en el que se va a elaborar cada una es esencial. En este sentido, podemos hacer una clasificación, donde la carne de cerdo, la de pollo y la de vaca y buey ocupan cada uno de los lugares en las mesas, en las que disfrutarás si no sabes dónde comer en Huesca.

Lo ideal es empezar con los embutidos como el chorizo o la morcilla, es decir, la carne de cerdo, que aparte de soltar gran cantidad de grasa y avivar las llamas, servirán de entrantes para los comensales y son muy rápidas de hacer.

En segundo lugar, y continuando también con el cerdo, habrá que elaborar otro tipo de piezas no tan grasas. Junto con el pollo, si se desea, esta carne es fácil de ingerir para el que no quiera comer demasiado.

En último lugar, habrá que elaborar los chuletones y costillares, donde entrarán el buey, la ternera o incluso el cordero. Este tipo de carnes son más elaboradas. Precisan más tiempo y un cuidado y dedicación especiales por el grosor de su corte.

Por todo ello, nosotros en Restaurante Casa Rufino estamos encantados de recibirte para que disfrutes de un gran menú compuesto de carnes de todo tipo elaboradas con la mayor dedicación.

haz clic para copiar mailmail copiado