La llaman “la reina de la huerta” y no es menos, pues es la más delicada, deliciosa, nutritiva y saludable. Sin embargo, es una reina muy desconocida fuera del Pirineo, uno de los mejores escenarios donde comer en Huesca,  y del valle del Ebro, es decir, de la Comunidad Autónoma de Aragón: no se encuentra ni en mercados, tiendas u otros restaurantes convencionales del país, así que tendrás que venir a nuestra zona para degustarla. ¡Acompáñanos!

La borraja es una planta sencilla de tallos y hojas recubiertos de pequeños y erizados pelillos que al tacto son bastante ásperos pero que esconden un tierno corazón. Los tallos son largos, finos, de un color verde suave que hacia la parte del cogollo tira a blanco con las hojas también verdes pero más oscuras que ofrecen vida a la planta como el encaje que enriquece a un buen vestido.

Por su aspereza ha sido considerada durante muchos años como una verdura “de pobres”, un gran error, como no saber dónde comer en Huesca teniendo nuestra variada oferta gastronómica donde tú y los tuyos podéis saborear los mejores platos, como ocurrió tiempo atrás con el aceite de oliva, preciada joya que estuvo desprestigiada por ser un sabor "muy fuerte". La borraja es barata, pero tiene un sabor fino y delicioso que no precisa de complicadas elaboraciones ni trabajos difíciles: en Aragón y Restaurante Casa Rufino, concretamente en Huesca, la hemos comido siempre hervida con patata y acompañada de un chorro aceite de oliva en crudo.